Los Dioses del Olimpo de Alcorcón que residen en su arte

 

Estas esculturas se encuentran en el Parque de la Ribota. Los Dioses del Olimpo de Alcorcón que residen en su arte

La escultura de Alcorcón, así como su arte, siempre da que hablar, y es que esta ciudad no es solamente una más de las muchas que tiene la Comunidad de Madrid. En concreto, y en el ya conocido Parque de la Ribota, existen varias esculturas que hacen referencia a los dioses del Olimpo y la mitología, tanto griega como romana, que tanta influencia tuvieron en la península ibérica durante sus asentamientos.

De Ángel Aragonés, viejo conocido del municipio alfarero, este conjunto escultórico representa a los dioses del Olimpo griego, aunque también se encuentran algunos equivalentes romanos. La mitología romana era rica, a pesar de que gran parte de ella derivaba de la antigua Grecia, y gracias a escritores como Ovidio o Virgilio, que extendieron esta herencia, hoy en día tenemos grandes figuras como Eneas o Jano. De hecho, estas esculturas giran alrededor de una central, que es el Dios Apolo, situada en el estanque.

La máxima autoridad de estas deidades era Zeus, llamado Júpiter en la época romana y representado aquí en Alcorcón, pero en la práctica, cumplían la misma función mitológica, sin diferencias entre ellos. De hecho, la tríada clásica masculina estaba compuesta por Zeus, Poseidón y Hades, mientras que en la femenina se encontraban Hera, Hestia y Démeter. Algo un poco diferente se vivía en la sociedad romana, y es que la capitolina o arcaica, estaba formada por Júpiter, Juno (Hera) y Minerva (Atenea), y que derivaba de la religión etrusca.

Enfatización de la humanidad divina

Los Dioses del Olimpo de Alcorcón que residen en su arte
Los Dioses del Olimpo de Alcorcón que residen en su arte. Zeus, o Júpiter, era el «padre de los dioses y hombres»

Las sociedades griegas y romanas tenían una profundidad religiosa extraordinaria, sobre todo la primera, así como prácticamente cualquier religión politeísta. Por ello, cualquier actividad humana tenía un efecto y consideración divina sin igual, y cobraba un sentido que en el presente es difícil de comprender. Respeto y veneración se profesaba por lo cotidiano y lo político, ya que estos dioses regían el orden y la continuidad de los fenómenos cosmológicos como el ciclo de las estaciones y de las cosechas, así como la regularidad generación.

Por otro lado, esta unión entre lo humano y lo divino no trasciende más allá de la esfera que los seres terrenales formamos. Ellos mantenían el orden del mundo e intervenían cuando era necesario, o cuando se les pedía, ya que el culto a estos era palpable, como en el ya conocido oráculo de Delfos, situado en un gran recinto sagrado consagrado al dios Apolo. De hecho, tuvo un papel clave en el devenir de las Guerras Médicas contra los Persas, ya que creyó conveniente, a través de la Pitia o Pitonisa, la rendición frente a las fuerzas invasoras, aunque ni Atenas ni Esparta lo hicieron, yendo al conflicto y creando la leyenda del Rey Leónidas y las Termópilas gracias a los espartanos, periecos, ilotas tespios, foceos, locrios y beocios, y la victoria que cambió el curso de la historia en la batalla de Salamina.

Los mitos griegos y su influencia

Los Dioses del Olimpo de Alcorcón que residen en su arte
Gea o literalmente, Tierra, era nuestra antepasada en común

La mitología griega, tan influyente que fue para la historia, comparte un nombre en común con la romana: Apolo. Representado en el estanque central, es posiblemente el dios más influyente y venerado de todos los de la Antigüedad clásica, por encima de Poseidón o Hades. De las artes, del arco y la flecha, se le identificaba con la luz de la verdad y también era el dios de la curación y de la protección contra la fuerzas malignas. Conectado a la naturaleza, los romanos tardaron en adoptar su influencia, y muchos poetas posteriores aludieron a su presencia como Febo, y hoy en día su belleza puede contemplarse en los Museos Vaticanos.

Por otro lado, Júpiter influyó en todos los aspectos de la vida romana, ya que muchos comandantes militares victoriosos terminaban visitando su templo en la colina capitolina. El Dios del cielo, recreado lo más parecido a Zeus, no fue más que el enlace principal entre el mundo terrenal y el espiritual. De hecho, Gea, o literalmente, Tierra, era la diosa que personificaba la Tierra en la mitología griega, y en el Parque de la Ribota se puede observar muy detenidamente el porqué. Nuestra antepasada en común, ya fuera de dioses, hombres y seres vivos, es la mejor definición de la influencia y su significado en cada parte de la sociedad.

*Queda terminantemente prohibido el uso o distribución sin previo consentimiento del texto o de las imágenes que aparecen en este artículo.

Si tienes una empresa y quieres anunciarte en alcorconhoy.com, pulsa aquí para saber cómo puedes hacerlo.

Sigue al minuto todas las noticias de Alcorcón a través del canal de Telegram de alcorconhoy.com. Suscríbete gratis pulsando aquí.

Sigue a alcorconhoy.com en TwitterInstagram y Facebook.

Sigue toda la actualidad de Alcorcón en alcorconhoy.com