Tensión con unos okupas en Alcorcón: “En vez de tanto grabar, dadnos una casa”

El programa ‘La Redacción’, de Telemadrid, se personó este jueves en la Calle Praga de Alcorcón, donde hay un bloque de edificios que está habitado de forma ilegal. Tensión con unos okupas en Alcorcón: “En vez de tanto grabar, dadnos una casa”

Desde hace décadas, la ‘okupación’ de viviendas es una de las problemáticas que tiene la ciudad de Alcorcón. Un conflicto en el que incidieron este jueves en ‘La Redacción’, programa que presenta Adela González en Telemadrid, la cadena regional madrileña.

En la cuarta tarde de la semana, un equipo del programa se trasladó hasta un bloque okupado de Alcorcón, en la Calle Praga, número 3 del municipio. Desde allí, el reportero Javier Bastida aseguró que los vecinos de la urbanización de enfrente se quejan de que los vecinos de ese bloque “son delincuentes”. Fue entonces cuando procedió a charlar con Raquel, una vecina del edificio, que se defendió. Aunque sí que reconoció que el edificio estaba okupado. Un bloque, por cierto, del que fueron desalojados dieciséis vecinos a finales de año, por habitar en viviendas que estaban okupadas de forma ilegal.

“Aquí delincuencia ninguna. Vivimos en condiciones infrahumanas, pero no nos metemos con nadie. Aunque los vecinos de enfrente sí que han venido a preguntarnos si les podíamos coger unas ruedas o robar una batería de un coche para ellos”, refirió la mujer. “Pero las viviendas en las que viven… ¿de quién son?”, preguntó la presentadora. “Deben ser del banco. Nosotros somos personas normales. Yo estoy okupando esta vivienda. Me echaron de mi casa después de pagar la hipoteca un montón de años. Tengo ocho nietos y aquí estoy viviendo. Los niños están todos escolarizados”, agregó la mujer.

Tensión con unos okupas en Alcorcón: “En vez de tanto grabar, dadnos una casa”
Tensión con unos okupas en Alcorcón: “En vez de tanto grabar, dadnos una casa”. Fotografía: Telemadrid

“Le di una patada a la puerta y me metí a la casa”

A continuación, Bastida quiso preguntar a la mujer cómo había llegado a Alcorcón. “Yo estaba viviendo en una furgoneta y me ofrecieron venir aquí. No pago nada”. En ese momento, un joven, también vecino del inmueble, se acercó a la cámara del programa y le pidió que le grabase a él, aunque el foco siguió en Raquel. “Le di una patada a la puerta y me metí a la casa. Pero somos personas mayores y civilizadas”, insistió la mujer.

Entonces, se empezó a escuchar cierto revuelo de fondo en el y la tensión creció. “Hay algunos vecinos que no están de acuerdo con lo que están diciendo”, refirió el reportero. “Queremos un alquiler que podamos pagar”, dijo Raquel. Tras ello, tomó la palabra el joven que lo había solicitado antes. “Yo vivo aquí. Estaba el piso vacío y me metí”, aseveró. En ese instante, una mujer también quiso hablar, aunque en tono negativo. “En vez de tanto preguntar, dadnos una casa. Grabáis lo que os conviene. Lo que está roto y a los que roban. Por una mierda venís aquí a grabar lo que queréis. Hay más gente más mala que nosotros”, señaló la señora, que se llevó el aplauso de sus vecinos de bloque.

Momentos más tarde, Bastida señaló que había visto a una patrulla de Policía Local acudir al bloque al mediodía. Y los okupas también dirigieron sus críticas hacia ellos. “No nos dejan dormir. Aquí hay gente que se levanta a las cinco de la mañana para trabajar. Pero vienen los guardias, te alumbran y te golpean en la puerta. Eso es un abuso”, aseguró el joven.

Sigue toda la actualidad de Alcorcón en alcorconhoy.com