Un hombre trata de agredir a la Policía tras negarse a hacer un control en Alcorcón

Los cuerpos de seguridad evitan otra posible tragedia. Un hombre trata de agredir a la Policía tras negarse a hacer un control en Alcorcón

La Policía Municipal de Alcorcón ha informado en su cuenta oficial de Twitter de la detención de un conductor que se negó a realizar la prueba de alcoholemia. Esto sucedió en el turno de noche de este lunes 19 de julio. Además, el hombre trató de agredir a los policías allí presentes, por lo que fue arrestado. Ahora, se sentará ante el juez. Y no solo por negarse a ser sometido a la prueba de alcoholemia, sino también por ese conato de agresión.

El alcohol en la conducción no tiene cabida. Es una mala mezcla que a menudo termina mal, ya que algunos de los efectos que produce su consumo son los siguientes: deterioro de la condición motora, disminución de la atención y del procesamiento de la información. Son las peores consecuencias posibles, puesto que al volante hay que estar atento a lo que sucede en todo momento.

Un hombre trata de agredir a la Policía tras negarse a hacer un control en Alcorcón
Un hombre trata de agredir a la Policía tras negarse a hacer un control en Alcorcón

Consecuencias

Además, las únicas consecuencias no son las personales, también se dan las penales. Se encuentra tipificado en el Código Penal dentro del artículo 383 lo siguiente: “El conductor que, requerido por un agente de la autoridad, se negara a someterse a las pruebas legalmente establecidas para la comprobación de las tasas de alcoholemia y la presencia de las drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas a que se refieren los artículos anteriores, será castigado con penas de prisión de seis meses a un año y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años”.

Otro dato para tener en cuenta es el de la velocidad, y la relación se encuentra en que el alcohol te inhibe de la realidad. En muchas ocasiones, se sobrepasa el limite establecido, y con datos proporcionados por la Policía, a 50 km/h, la proporción de muertos se encuentra en un 50%. A menor velocidad, menos proporción. Esto se ve claro cuando a 30 km/h, el porcentaje baja considerablemente, hasta un 5%.

Como vemos, el comportamiento de este varón es un atentado contra la seguridad vial. Hay que recordar, además, que en los últimos tiempos se ha detenido a más personas por circular bajo los efectos del alcohol. Además, cuando esta sustancia se combina con otras como las drogas, se produce un cóctel letal. La Policía Municipal de Alcorcón siempre aprovecha cada suceso para lanzar un mensaje concienciador sobre no coger el vehículo si nos encontramos ebrios.

Sigue toda la actualidad de Alcorcón en alcorconhoy.com