Aparece el loro robado en Alcorcón

Después de ser sustraído, el animal fue vendido a una mujer de San Blas, que se lo ha devuelto a sus dueños. Aparece el loro robado en Alcorcón

Desde hace casi dos décadas, la fachada del Bar Bilbao de Alcorcón luce con una particularidad de lo más curiosa. Allí, sobre su jaula dorada, se posa cada día, y desde hace 18 años, el loro Lolo, uno de los animales más divertidos de la ciudad. Sin embargo, hace dos semanas ocurrió lo impensado: un extraño pasó por la puerta y robó a la mascota del local, pajarera incluida.

De inmediato, Francisco y Asun, los propietarios del bar y vecinos del municipio, se pusieron manos a la obra a buscar al loro. Sabían que recuperarlo sería muy difícil, pero tenían esperanza. Y junto a ellos, cientos de vecinos se volcaron en encontrar al animal y se lanzaron a las redes sociales pidiendo colaboración ciudadana. En alcorconhoy.com también nos hicimos eco de la noticia, el martes 22 de diciembre, para ayudar a que Lolo volviera a su casa.

Tal fue la repercusión que tuvo la desaparición del loro que, finalmente, ha terminado apareciendo. “Y aquí le tenemos de vuelta”, cuenta a este medio Francisco, dueño del Bar Bilbao, con una gran sonrisa. “Sobre todo estoy muy feliz por mi mujer, que quiere mucho al animal”, explica el hombre, que narra a este medio el desarrollo de los acontecimientos.

Aparece el loro robado en Alcorcón
Aparece el loro robado en Alcorcón

Al parecer, dos hombres de mediana edad fueron vistos en la tarde-noche del 15 de diciembre en las inmediaciones del bar. Como cuenta el propietario, se acercaron a la fachada y se llevaron al loro, con la jaula incluida. “Son dos yonquis de la zona, unos maleantes que sacan tajada de lo que sea y robaron al animal para venderlo. Una chica de por aquí me dijo que vio a uno de ellos, de unos 40 o 50 años y pelo canoso, correteando con una jaula cubierta por una sábana. Pero claro, todavía no sabía que nos habían robado al loro y no lo asoció. Tampoco le pudo ver bien la cara”, explica Francisco.

Venta clandestina

Así, los ladrones se llevaron a la mascota y se la vendieron a otra joven, residente en el barrio madrileño de San Blas. Y cuando esta vio que se trataba de Lolo, se puso en contacto con los propietarios del Bar Bilbao para devolverlo. “Por lo visto, la chica había comprado el loro a esos dos. Le tuvo durante diez días, pero cuando se dio cuenta de que era robado, empezó a tener remordimientos y nos llamó para devolvérnoslo. Y sin tener que pagar nada, ni nada. Estamos súper agradecidos a toda la gente que nos ha ayudado a encontrarle y a difundir su búsqueda. Sin ellos, no le hubiéramos vuelto a ver”, afirma el propietario.

“Estamos muy contentos, porque Lolo además es la alegría del barrio. Los niños le quieren mucho y estaban muy tristes”, asegura Francisco. Así las cosas, el animal podrá seguir canturreando en su jaula, como lleva haciendo tantos años. Aunque a partir de ahora, con una particularidad. “Ahora, le hemos anclado a la pared con una cadena. Si le quieren volver a robar, van a tener que meterle mano en la jaula. Y a ver quién es el listo que se atreve…”, bromea Francisco, que cierra el año con la mejor de las noticias.

Fotografías: alcorconhoy.com

Sigue toda la actualidad de Alcorcón en alcorconhoy.com