Anquela, tras su despido del Alcorcón: “Me he sentido utilizado, conmigo no han ido de cara”

El técnico estuvo este lunes en ‘El Partido de la Una’, de Onda Madrid, donde habló sobre su cese al frente del club alfarero. Anquela, tras su despido del Alcorcón: “Me he sentido utilizado, conmigo no han ido de cara”

Las aguas siguen bajando revueltas por Alcorcón, tras el casi incomprensible cese el pasado sábado de Juan Antonio Albacete Anquela al frente del banquillo de la Agrupación Deportiva Alcorcón, el club de referencia en la ciudad. Este lunes, el ya exentrenador (cómo cuesta hablar en pasado al referirse al míster) del club alfarero pasó por ‘El Partido de la Una’, de Onda Madrid, donde habló sobre el torbellino que se ha generado en Alcorcón en las últimas horas.

Lo ha hecho en una entrevista en la que se ha mostrado dolido por el club. Sobre todo, por las formas de los propietarios de la entidad y del director deportivo alfarero, Emilio Vega, el principal responsable de la confección de la plantilla. “Estoy muy triste, porque en tan poco tiempo no se puede cambiar tanto una opinión”, ha manifestado el preparador, leyenda amarilla, al que el club renovó hace unos meses, pero al que ha destituido después de solo seis jornadas. “Me duele que conmigo no han ido de cara. Y eso me jode muchísimo”, ha manifestado el técnico, que ha querido poner en valor su capacidad como gestor de proyectos y ha lanzado más de un dardo. “A algunas personas, las he tratado incluso como no se merecen”.

Falta de paciencia

Anquela, tras su despido del Alcorcón: “Me he sentido utilizado, conmigo no han ido de cara”
Anquela, tras su despido del Alcorcón: “Me he sentido utilizado, conmigo no han ido de cara”. ‘Anquelotti’, durante un entrenamiento.

Su estado de ánimo: “Esto es fútbol y no hay que darle más vueltas. Pero estoy muy triste, porque en tan poco tiempo no se puede cambiar tanto una opinión. En verano, terminamos la Liga y mi intención era descansar. Me salieron ofertas interesantes, pero el corazón engañó a mi cabeza. Me quedé en el equipo en el que mi corazón quería que me quedase. Lo he intentado hacer lo mejor posible. Desde el primer día, las cosas no salieron bien. Pero esto es la Segunda División y no vamos a ser ni el primero, ni el segundo, que pierde tres partidos seguidos. Eso lo tengo clarísimo. Pero, si no hay paciencia…”

Destitución muy temprana: “Quizá hubiera sido mejor no haber seguido este verano. Yo todo lo que tenga que decir del Alcorcón, es bueno. No me he quejado nunca. Jamás. Y lo mismo tengo muchos motivos para hacerlo. Han venido futbolistas tarde y fuera de forma, con los que he tenido que trabajar aparte. Pero el tiempo parece que no existe. Me duele es que conmigo no han ido de cara. Y eso me jode muchísimo”.

Su llegada a Alcorcón: “Nadie quería venir aquí. Teníamos 4 puntos y era la jornada 11. 4 puntos, uno más que ahora (en la jornada 6). Y la imagen y las sensaciones, me parece que son distintas. El año pasado, el principio no fue bueno. Luego, fuimos levantándonos. Caíamos, nos levantábamos. Perdíamos tres partidos seguidos, ganábamos dos. Y así lo hicimos. Porque todos íbamos a una. Y todos creíamos en lo que hacíamos. ¿Y eso, se puede perder en dos meses? Eso me pregunto yo”.

Por la puerta de atrás

Remar en la misma dirección: “Hay cosas que se ven en las caras. Yo llevo mucho tiempo en esto. A mí me cesaron en 30 segundos. Y solo me dijeron que este es un club señor y que va a cumplir con lo que tenía firmado. Nada más. 30 segundos. Y 30 segundos, salir del Alcorcón… ¡hostias! Es poco tiempo, me parece a mí”.

«Me cesaron en 30 segundos. Y 30 segundos, salir del alcorcón…»

Salida por la puerta de atrás: “No tengo la más mínima duda. Y en algunos momentos, creo que me he sentido utilizado. Me duele que no me echan de cualquier club. ¡Que me echan de mi equipo! ¡Que me echan de mi casa! De lo que yo he creado, de donde yo he puesto mi granito de arena para hacerlo grande. Yo a este equipo lo cogí prácticamente en Tercera División. Eso para los que dicen que yo no sé iniciar proyectos. Cada año, hacíamos el Alcorcón más grande. ¿Y sabes quién hacía los fichajes? Nicolás Rodríguez y un servidor. Íbamos de la mano. Discutíamos, hablábamos y consensuábamos. Ya está, nada más. Así entiendo yo el fútbol».

Construir proyectos

Anquela, tras su despido del Alcorcón: “Me he sentido utilizado, conmigo no han ido de cara”
Anquela, tras su despido del Alcorcón: “Me he sentido utilizado, conmigo no han ido de cara”. En la imagen, el míster se abraza con Dani Jiménez.

Dudas sobre él: “Yo he construido muchos proyectos. Fui a Huesca e hicimos un equipo nuevo y jugamos liguilla de ascenso a Primera. Tenemos excusas de mal pagador. Me duele que he salido de mi equipo del alma. Cada vez que pierde el Alcorcón, siento un pinchazo en el corazón. Y así seguirá siendo, porque yo veo al Alcorcón en la televisión y me da algo. Porque lo siento».

Su amor por el Alcorcón: «Yo lo he visto crecer. Que iban 150 personas cuando jugábamos a las doce de la mañana en Segunda División B. Al año siguiente, hicimos un equipo y jugamos liguilla de ascenso a Segunda. Y al siguiente, ascendimos y eliminamos a un grande (al Real Madrid, con el conocido ‘Alcorconazo’). Después, en Segunda, nos salvamos más que dignamente y tuvimos opciones hasta el final de ascender a Primera. Al año siguiente, jugamos liguilla de ascenso, pasamos la primera eliminatoria y nos eliminó el Valladolid en la final. Si no creen en ti para construir un proyecto… a lo mejor los que no saben hacerlo son otros”.

«Me he sentido utilizado. me han echado de mi equipo. de mi casa»

Planes de futuro

La afición: “Estaré eternamente agradecido a la afición del Alcorcón. Pero esto debe ser mutuo. Estaré agradecido toda mi vida el haber vuelto al Alcorcón”.

Posible retorno a Alcorcón: “No es viable que el Alcorcón me llame en marzo para volver. Es muy difícil. Ojalá que para entonces el equipo esté más que salvado. En mi cabeza, yo pensaba que me quedaba muy poquito en el fútbol. Llevo más de 40 años trabajando a diario. Quería volver a casa (a Linares) y estar tranquilo, con mi mujer y mi hija. Quería ponerle un broche de oro este año. Pero ahora… no lo voy a dejar».

Su futuro: «Del fútbol me iré yo. A mí no me echan. Me veo súper capacitado, súper preparado, súper actualizado. Y sé llevar a los vestuarios. A ver si hay un solo jugador en el vestuario que hable mal de mí. Luego ya, que jueguen o no, es otra cosa. Pero, ¿cómo persona? Eso es imposible. Y a todo el mundo en el club. A algunas personas, las he tratado incluso como no se merecen. He visto crecer a ese club desde abajo. Y somos el equipo que más tiempo lleva en Segunda División. Y el año pasado nos salvamos a base de unión. Yo le decía a mis chavales: ‘Chavales, que no nos desunan’. Y los chavales no sabían por dónde iba el tema. Pero aquí está…”.

Sigue toda la actualidad de Alcorcón en alcorconhoy.com