Alberto Barroso, de Alcorcón a los Juegos Olímpicos de Tokio

El waterpolista del CN Terrasa, nacido y criado en nuestra ciudad, forma parte de la preselección de España en las Olimpiadas. La historia de Alberto Barroso, de Alcorcón a soñar con los Juegos Olímpicos de Tokio

Pocas ciudades españolas tienen una calidad deportiva tan grande como la localidad de Alcorcón. Y uno de sus mayores exponentes es el waterpolista Alberto Barroso, deportista de élite y que, dentro de unas semanas, espera ser una de las grandes esperanzas de España en los Juegos Olímpicos de Tokio, en su lucha por reeditar el Oro de Atlanta 1996.

“Para un deportista, estar en unas Olimpiadas es lo máximo. Lo aposté todo por el waterpolo, por dedicarme a lo que me gusta y que me hace feliz. Y, ahora, siento un gran orgullo de poder representar a Alcorcón por todo el planeta”, cuenta Barroso a alcorconhoy.com, desde la concentración de la selección española en el centro de alto rendimiento de San Cugat del Vallés, en Barcelona. Alfarero de pura cepa y nacido un 8 de julio de 1994, el deportista, que juega como atacante, tiene ante sí la oportunidad de conquistar el Oro olímpico y sueña con aprovecharla. El joven está entre los preseleccionados por David Martín para jugar las Olimpiadas y quiere estar en la lista final.

El idilio de Barroso con la que ahora es su pasión comenzó desde pequeño, cuando se apuntó a natación en el mítico Club Ondarreta Alcorcón. Sus entrenadores vieron en él grandísimas cualidades y, por ello, pronto empezó a competir como nadador por toda la geografía española. Aunque, en paralelo, empezaba a picarle el gusanillo del waterpolo. “Además de nadar, en el club también nos daban la oportunidad de jugar a waterpolo mates y jueves. Y me empezó a apasionar”, rememora. A los trece años, tuvo que elegir: intentar seguir con su carrera en natación o decantarse por el waterpolo. Y a la vista está que no se equivocó. “Aunque la natación es muy importante en el waterpolo. Y yo tenía una buena base, por lo que tuve más posibilidades de llegar”, apostilla el deportista.

Alberto Barroso, de Alcorcón a los Juegos Olímpicos de Tokio
La historia de Alberto Barroso, de Alcorcón a soñar con los Juegos Olímpicos de Tokio. En la imagen, el deportista celebra un título con España.

La generación dorada del Ondarreta

Por entonces, Barroso comenzaba a soñar con alcanzar lo más alto del waterpolo. El Ondarreta estaba en División de Honor, la máxima categoría de España, y allí brillaban ilustres deportistas como los hermanos Iván o Dani Moro y Javier Sánchez-Toril, ‘Fiti’, que apuraban sus exitosas carreras para dejar a Alcorcón en la élite. “Nosotros éramos niños, pero les veíamos como estrellas. Quisieron terminar sus carreras en Alcorcón, para dejar al equipo en División de Honor. Eran nuestro ejemplo a seguir”, recuerda Barroso, que comenzaba a quemar etapas en el waterpolo de base.

«La natación es muy importante en el waterpolo, por eso tuve más posibilidades de llegar»

Junto a jugadores como Gonzalo López-Escribano y los hermanos Álex y Javier Bustos, que luego también llegarían a la selección española, Barroso conformó la columna vertebral de aquel Ondarreta que quedó campeón de España cadete en 2011. Un auténtico hito para el club, en el que también brillaban otros estandartes del waterpolo nacional, como Pilar Peña y Miki Oca. Sin embargo, y a pesar de sus éxitos, el Ondarreta no pudo evitar su desaparición en ese mismo año, en un acontecimiento muy triste para el waterpolo nacional. Entonces, Barroso decidió seguir con su carrera en el Real Canoe, otro de los clubes con más historia de Madrid, y en el que continuó forjando su particular historia.

Una década después, el waterpolista juega en el Club de Natación Terrasa, uno de los mejores equipos de España y con el que terminó este año en el primer puesto de la liga regular en la Liga Premaat, la máxima división del waterpolo español. Sin embargo, el equipo perdió en semifinales de los ‘playoffs’ por el título de Liga, ante el Barcelona, por lo que se quedaron sin campeonato. Pese a ello, la temporada de Barroso ha sido espectacular: ha anotado 31 goles y ha vuelto a ser, una temporada más, uno de los mejores jugadores de la Liga. Tanto es así que será una de las grandes bazas de España en las Olimpiadas, con las miras puestas en reeditar el Oro que se consiguió en Atlanta 1996. Con Iván Moro en la selección, por cierto.

MVP de la Liga… y máximo goleador

Alberto Barroso, de Alcorcón a los Juegos Olímpicos de Tokio
La historia de Alberto Barroso, de Alcorcón a soñar con los Juegos Olímpicos de Tokio

Junto a Barroso, además, en las Olimpiadas estará Álex Bustos, hoy en el Barceloneta, campeón de la Liga Premaat y que también fue parte de ese mítico Ondarreta de Alcorcón. “Hemos llegado a estar cuatro alcorconeros en la selección. ¡Es un porcentaje muy alto!”, explica Barroso, que la pasada campaña terminó como el máximo goleador de la Liga. Un año antes, en 2019, su gran rendimiento le valió un puesto en el Mundial de Waterpolo de Corea del Sur, en el que España se llevó el segundo lugar. Y previamente, en 2017, también había jugado el Campeonato del Mundo de Budapest, en Hungría. “Jugar un Mundial fue un sueño hecho realidad. Aunque en 2019, nos quedamos con el sabor amargo de la plata. Porque aparte, estuvimos muy cerca de ganar a Italia, que nos derrotó en la final”, cuenta el deportista.

A Italia, precisamente, fue donde Barroso emigró en 2016, cuando dejó el Real Canoe después de cinco años para firmar por el Acquachiara. “Mi experiencia en Italia fue una de las más bonitas que he vivido nunca, tanto a nivel personal como deportivo. Me fui directamente desde Madrid, que es algo que no muchos deportistas hacen. Salí de mi zona de confort, de la casa de mis padres, y crecí mucho a todos los niveles”, refiere. Después de un año en el país de la bota, retornó a España: al Sant Andreu. Allí se coronó y, en su única temporada, terminó como el MVP, el premio al mejor jugador del año en Primera División. Tras ello, firmó por Terrasa, que está en la élite mundial.

«Mi experiencia en italia fue una de las más bonitas que he vivido nunca. Crecí mucho a todos los niveles»

Además de la plata de 2019, Barroso también ha logrado un segundo y un tercer puesto con la selección española en la European Cup, así como la medalla de bronce en la World Cup. A nivel de clubes, ha sido finalista de Copa del Rey con el Canoe en 2013 y con el Terrasa en 2020. Esta semana, y con el combinado nacional, el deportista viaja a Grecia, para seguir con la preparación de las Olimpiadas. Y después, tendrán otro torneo preparatorio en Budapest.

Sueños en la retina

Alberto Barroso Macarro
La historia de Alberto Barroso, de Alcorcón a soñar con los Juegos Olímpicos de Tokio. El deportista lanza a portería durante un partido.

A pesar de su trayectoria deportiva, el waterpolista no descuida su formación. Está estudiando el Grado en Marketing y Dirección Comercial por la UCAM de Murcia, universidad de la que es embajador junto a otros rostros de primer nivel, como Mireia Belmonte y Saúl Craviotto, con los que guarda una gran relación. Asimismo, Barroso ha cofundado su propia empresa: WeMotion Sports, dedicada a la promoción de eventos de ocio deportivo.

Se da la circunstancia, además, de que el waterpolista es íntimo amigo de otro gran deportista de Alcorcón, el luchador profesional Álex Pintor. “Nos conocemos desde pequeñitos y nos hemos visto crecer. Y siempre hemos tenido que hacer grandes sacrificios por el deporte, por lo que es bonito ver que tanto esfuerzo tiene recompensa”, explica Barroso, que, más allá de las Olimpiadas, tiene otro gran sueño.

El club de su vida, el Ondarreta, se refundó hace años como el Club de Natación Ciudad de Alcorcón, y se acaba de quedar a un paso de ascender a la Segunda División nacional. “Espero que algún día pueda volver a jugar al waterpolo en Alcorcón, para devolver al club a lo más alto. Como en su momento hicieron ‘Fiti’ y Dani e Iván Moro. Porque sería muy bonito que volviera el waterpolo de élite a la ciudad”, cuenta este alfarero de raza y artillero del gol, que luchará por poner una muesca más en su culata en Tokio.

«Espero volver algún día a jugar al waterpolo en Alcorcón, para devolver al club a lo más alto»

Sigue toda la actualidad de Alcorcón en alcorconhoy.com