dinero sin control a Esmasa

Natalia de Andrés pretende derivar dinero sin control a Esmasa elevando el coste a los vecinos por un servicio deficiente y saltándose la ley

El Presidente de Esmasa, el podemita Jesús Santos, no va a cumplir su palabra de dimitir, sino se solventan los problemas de la basura en Alcorcón. Tras repetirlo una y otra vez durante la campaña electoral, ha encontrado la fórmula para no llegar a cumplir su palabra, inyectar dinero sin control a la empresa, con el beneplácito y el permiso de la alcaldesa, Natalia de Andrés, aunque los dos sepan que estas acciones no están dentro de la legalidad.

El partido socialista ha decidido, aún a sabiendas de saltarse la ley, destinar más de 1,8 millones de € a la empresa municipal de limpieza, por capricho de Jesús Santos, sin importar el incremento en los intereses económicos que pagaremos todos los vecinos. Pretenden burlar la legalidad y no amortizar la totalidad del superávit generada por el gobierno de David Pérez de más de 48 millones de €, desviando dinero hacia Esmasa. Trámite ilegal, tal y como se refleja en el Tribunal de Cuentas, Ministerio de Hacienda y demás administraciones económicas competentes. El superávit debe ser amortizado íntegramente, sin capacidad de derivar ninguna cantidad de dinero. Este gobierno ya demostró con anterioridad, que gobernaba por encima de la ley, pues esta nueva propuesta, vuelve a situarlos en las peores actitudes de su pasado.

En estos momentos, Esmasa, es una de las empresas de recogida de residuos y demás servicios, más cara de la zona sur de la Comunidad de Madrid. Actualmente esta empresa cuenta con más 400 trabajadores y un presupuesto que alcanza más de 27 millones €, tras todos estos ingresos de última hora por decisión política e ideológica, más el presupuesto fijo anual. La situación contractual de los trabajadores, complica económicamente muchos más la situación de la empresa de recogida de residuos, todos ellos disfrutan de unos contratos blindados de más de 100 días de indemnización por año trabajado en caso de despido, un acuerdo al que llegaron ya hace años los que hoy son socios del gobierno municipal, Psoe y Podemos. Cascallana, De Andrés y Santos, llegaron a ese acuerdo in extremis antes de perder las elecciones del pasado 2011.

Un ejemplo cercano, es Getafe, ayuntamiento gobernado por los colegas socialistas de Natalia de Andrés, y que en estos momentos tienen una empresa, cuyo objeto social es la limpieza viaria, recogida de basuras, mantenimiento y limpieza de edificios públicos y colegios, mantenimiento de parques infantiles y de dos principales parques de la ciudad como el de Buenavista y Los Molinos. Pues bien, esta empresa a diferencia de Esmasa, contempla un presupuesto de 22,8 millones € y cuenta con más 700 trabajadores.

Esta empresa del municipio vecino, tiene asignadas muchas más tareas, cuenta con más trabajadores y al contrario que Esmasa, se gestiona con mucho menos dinero.

En la actualidad, la empresa ya ha recibido todos los camiones de recogida que compró el anterior equipo de gobierno, por lo tanto, no tiene sentido seguir incrementando su presupuesto, solo hace falta comenzar a gestionar bien o renunciar a la presidencia de la empresa, si se ve incapacitado. Aun así, el nuevo gobierno en tan sólo mes y medio ha transferido ya más de 4 millones de €, encareciendo desmesuradamente este servicio deficiente. Los vecinos de los pueblos de alrededor pagan la mitad, por un servicio excelente.

 

 

 

Consulta más noticias de Alcorcón en AlcorconHoy