Antonio Ruiz se reencontró con los policías de Alcorcón que le salvaron la vida

Este conductor de Arriva tuvo un paro cardiaco mientras conducía el autobús por la ciudad. Antonio Ruiz se reencontró con los policías de Alcorcón que le salvaron la vida.

El pasado 14 de abril la vida le cambió a Antonio Ruiz para siempre. Ese día, el 14 de abril de 2021, está marcado en rojo en su biografía. Este conductor de la empresa Arriva realizaba su trabajo, como cada día, por las calles de Alcorcón conduciendo un autobús de la conocida empresa. Ese día Antonio entró en el grupo de 30.000 paradas cardíacas anuales. De repente, cuando conducía, Antonio perdió el conocimiento. Sin embargo, ese día, Antonio también entró en la estadística de supervivientes que sufren una parada cardiorespiratoria extrahospitalaria. Es solo de un 10%, así que Antonio entró en un club restringido, privilegiado, gracias a unos ángeles de la guarda que le atendieron inmediatamente. Antonio Ruiz se reencontró con los policías de Alcorcón que le salvaron la vida.

Antonio Ruiz se reencontró con los policías de Alcorcón que le salvaron la vida

El DESA y Beatriz

Cuando sufrió la parada cardiaca Antonio transitaba con su autobús por la calle Petróleo. Se había subido ya al autobús una enfermera, Beatriz, que fue quien llevó a cabo las primeras maniobras de reanimación. Poco después llegaron otros ángeles de la guarda: la Policía Municipal de Alcorcón. Los agentes usaron el DESA. Gracias al desfibrilador, a las acciones de la enfermera y al trabajo de SUMMA 112, cuando llegó, consiguieron sacar de la parada cardiaca al conductor del autobús. Este pasado 16 de junio se produjo un emotivo reencuentro entre Antonio y sus salvadores. Un encuentro en el que lo que primero se hizo fue celebrar la vida. Antonio explicaba “Estaba trabajando y perdí la conciencia. No recuerdo nada. Me desperté cuatro días después en la UCI. Me asusté, estaba mi mujer al lado y me calmó y me explicó lo que me había pasado. Yo no recordaba nada. Yo me encontraba bien antes de que me sucediera esto”.

Antonio Ruiz se reencontró con los policías de Alcorcón que le salvaron la vida

Me ha cambiado la vida

“Nadie se explica las razones por las que me ha pasado esto. Soy deportista… pero me ha pasado. Me encuentro bien ahora. No como antes. Pero bien. Estaré a un 50-60% de como me sentía antes”.  Nuestro protagonista reconocía que “Me ha cambiado la vida. En todos los aspectos: en el laboral, en el personal… Trato de disfrutar más de mi familia. Estoy muy sensible… Trato de ser positivo pero está muy cercano. Espero recuperar a mi segunda familia que son mis compañeros de Arriva de Blas y espero volver a mi vida normal”.

Orgullo

El concejal de Seguridad Daniel Rubio ha manifestado que “estoy muy orgulloso y contento a nivel profesional, pero sobre todo a nivel personal, como ciudadano de Alcorcón, de ver que los servicios públicos”

Por su parte el concejal de Movilidad, Carlos Carretero quiso destacar que “es uno de los momentos más emotivos, porque no hay nada más grande e importante que salvar la vida a una persona”.  También intervinó en este sencillo y emotivo acto el director de Arriva Madrid “muchas gracias a los agentes, a Beatriz, a todos los equipos de emergencias implicados en esta acción. Estamos muy contentos de ver aquí a Antonio y esperamos que muy pronto pueda recuperarse del todo”.

Antonio Ruiz se reencontró con los policías de Alcorcón que le salvaron la vidaCada minuto es clave

Según las estadísticas, en España fallecen en torno a 100 personas al día por parada cardiaca. La realización de un masaje cardiaco y el uso del desfibrilador en los cinco minutos posteriores a la parada cardíaca aumenta hasta el 90 por 100 las posibilidades de supervivencia. En Europa, el paro cardiaco es una de las primeras causas de mortalidad. La presencia de desfibriladores semiautomáticos está directamente relacionada con la asistencia de paradas cardiorrespiratorias fuera del ámbito extrahospitalario. Los DESA son dispositivos diseñados para ser utilizados por todo el mundo, sin necesidad de conocimientos previos. Las personas que sufren una parada cardíaca reducen la posibilidad de supervivencia en un 10% cada minuto que pasa desde que sufre el accidente

El 20% de las personas que sufren una parada cardiaca y llegan al hospital, sobreviven sin secuelas si se les realiza una reanimación básica. El problema es que solo un 10% de las personas que sufren una parada cardiorespiratoria llegan con vida al hospital. La mitad de la población adulta reconoce no saber identificar correctamente una parada cardiorrespiratoria. 

La Fundación Española del Corazón cuenta con este vídeo en el que difunde que hacer en dichas circunstancias.

La actualidad de Alcorcón en alcorconhoy.com