Poesías desde el alma de Alcorcón

La escritora atiende a alcorconhoy.com y nos habla de ‘La verdad según Lady Macbeth’, su nuevo poemario. “El hallazgo, sobre todo, de dudar. Dudar de todo, de no tener certezas, de no creerme nada, pero ni siquiera de lo mío”. Pilar del Pozo Manchado, poesías desde el alma de Alcorcón

Pilar del Pozo Manchado (Madrid, 1973) estudió periodismo y actualmente es profesora. Ella se recuerda a sí misma escribiendo desde siempre. De hecho, “La verdad según Lady Macbeth” es ya su segundo poemario publicado que se puede adquirir por el precio de nueve euros a través de este enlace.

El primer poemario de la autora vio la luz en el año 2019 y se llama “A esta altura de tejados”. Además de lírica y cuento, la autora también escribió un monólogo en 2020 titulado “El Jarrón Chino”. También se puede leer su blog “Lenguas como peces” haciendo click aquí. Ahora, atiende a alcorconhoy.com para presentarnos su nuevo poemario.

Los comienzos

  • Usted es profesora y estudió periodismo, hizo radio también… ¿Cómo comenzaron sus andanzas en la escritura?

Te puedo decir que yo me recuerdo siempre escribiendo, desde pequeñita. Para mí, tal vez, la escritura ha sido como una especie de guarida, de refugio. Mi padre se fue a Lisboa a trabajar cuando yo tenía cinco años. Y, bueno, de alguna manera tenía que expresar todos esos miedos, esas angustias, ese cambio que supuso para mi vida. Porque, además, yo estaba muy vinculada con él. La escritura yo creo que me sirvió de terapia.

  • ¿Qué es lo que la inspira a la hora de escribir? ¿Tiene algún “ritual” o rutina de escritura en especial? 

Bueno, mi inspiración se llama caos (risas). Es verdad que como soy periodista, constantemente estoy pendiente de lo que dice la gente, de lo que hace… Y, de pronto, pues bueno surge algo que me gusta y tomo nota.

Por ejemplo, recuerdo que estábamos en un homenaje a la antigua directiva de mi centro que iba a dejar el cargo y estábamos recreando sombras chinas, y entre ellas había un mar. Y, de pronto un compañero dijo… “Ay, el mar se ha roto”. Y pensé: “¡Es que eso es un verso!” (risas).

Yo creo que es, simplemente, el estar pendiente. Luego también, la constancia. Ponerte, si no todos los días, bastantes a trabajar. Dedicarle horas y no conformarte con lo primero que salga.

Hay que trabajarlo muchísimo. Yo me puedo tirar a lo mejor hasta meses con un poema. Y, a lo mejor, el resultado final después de meses es peor que el principio, pero bueno, el revisarlo y revisarlo siempre tienes tiempo de volver atrás”.

“En la poesía hay que trabajar mucho. Me puedo tirar hasta nueve meses con un poema”

Alcorcón, ciudad que inspira

  • ¿Hay algo que le haya inspirado de Alcorcón a la hora de escribir sus libros ¿Algo que le haya sucedido aquí o que haya visto?

Muchas de las cosas, en realidad. Mi propia vida porque yo siempre he vivido en Alcorcón. Yo creo que casi todo lo que está plasmado en los distintos poemarios que he escrito procede de Alcorcón.

Poesías desde el alma de Alcorcón
Pilar del Pozo Manchado, poesías desde el alma de Alcorcón

Los parques, por ejemplo. Recuerdo que cuando trabajaba en el IES Ítaca siempre atravesaba el parque de los músicos, el Parque de La Paz, que yo lo llamaba “mi Central Park”. Y bueno, los colores, los olores del otoño, todo eso siempre inspira a cualquier poeta. No a mí, sino a cualquiera.

  • ¿Alguna vez le ha pasado que fuera andando por la calle en Alcorcón y le hayan reconocido? ¿Qué le dicen sus amigos y su familia sobre su obra?

Mis amigos, a ver, es que son muy buenos (risas). Qué me van a decir, están muy contentos y muy orgullosos de que escriba. Y mi familia pues lo mismo, todos están encantados.

Aunque tal vez no lo estén tanto con una novela que también he empezado a escribir, y en la que convierto a todos los personajes de mi entorno justo en lo contrario de lo que son. Entonces, a lo mejor, hay sí que… (risas) puede que no les haga tanta gracia. Pero vamos, con respecto a la poesía… pues en fin, a todo el mundo le gusta que te vaya bien en la vida y que hagas cosas que quieres, por supuesto.

  • ¿Qué le dicen sus alumnos y alumnas al respecto de su obra?

Mis alumnos están encantados siempre y, de vez en cuando, aprovecho a que tengo ahí ese público “obligado” y “clavado en las sillas”. Y les leo algo, claro que sí (risas). Y ellos, bueno, asienten con la cabeza. “Qué bien, qué bonito”. A ver, qué te van a decir, lógicamente.

Pero sí, intento, no ya sólo mi poesía, sino que desde pequeñitos memoricen poemas. Que escriban poemas porque sino nos quedamos sin público y sin escritores. Así que sí, llevo la poesía constantemente al aula.

“Intento que mis alumnos memoricen y escriban poemas, para que no nos quedemos sin público y sin escritores”

La poesía

  • Probablemente sea como preguntarle a una madre a qué hijo quiere más, pero, usted que también ha escrito cuentos como “Croasanes, mon amor”, ¿con qué se siente más cómoda al escribir? ¿Cuentos o poesía?

Qué se yo. Efectivamente: “papá o mamá” (risas). Depende el momento, yo creo que dependiendo el momento de tu vida pues necesitas una cosa u otra. También depende de lo que te haya llevado a la escritura, de lo que te haya inspirado… no sé qué decirte, me gusta escribir de todo.

  • ¿Por qué poesía? ¿Qué tiene la lírica que no tenga otro género?

Esa capacidad de condensación. Fíjate que yo también he estado trabajando en publicidad y muchas veces veo que cada verso, o cada dos versos, se convierten al final en eslóganes, en aforismos.

Y, de hecho, tiene mucho que ver con la filosofía, que es capaz de transmitir de una manera sencilla aquello para lo que los poetas necesitan tratados para comunicar. Tal vez esté simplificando todo mucho, evidentemente. Y seguramente los filósofos se me echen a la yugular.

Pero es verdad, que al final es otra forma de expresar aquello que intenta entender la filosofía. Lo que pasa es que la poesía, tal vez, aporte más preguntas que respuestas. Ojo, y eso tampoco es malo, la duda siempre es buena para avanzar.

  • ¿Qué le remueve por dentro al escribir poesía?

Me remueve todo lo que tengo dentro. Quién es Pilar del Pozo, cuál es su verdad, si realmente existen certezas en mi vida. Y si realmente estoy en el lugar que yo esperaba.

Poesías desde el alma de Alcorcón
Pilar del Pozo Manchado, poesías desde el alma de Alcorcón

Si soy una buena persona, eso me preocupa muchísimo, ¿Pilar del Pozo es una buena persona? Si la respuesta es sí, vamos por el buen camino. Independientemente de que yo hace tiempo soñara con ser periodista y ahora sea profesora, ¿Pilar del Pozo es buena persona? Si la respuesta es sí, que normalmente yo creo que sí, pero de nuevo… esa es mi verdad (risas).

Teatro

  • Usted que también ha hecho teatro… ¿Alguna vez se le ha pasado por la cabeza: “voy a escribir una obra”?

Sí, lo he hecho. Bueno, es un monólogo en realidad. Sale un único personaje y se titula “El Jarrón Chino”. Trata del tema de la homosexualidad y cómo los padres, de los años cuarenta, cincuenta no supieron encajar esa realidad de su hijo.

Finalmente, el niño lo que hace, (bueno, el señor maduro) una vez que acaban de incinerar a la madre… se sienta en la cama de matrimonio de sus padres para hablar con las cenizas de los dos. Y explicarles todo aquello que tenía guardado, ese “recadito” que tenía…

  • Hemos dicho que actualmente es profesora y estudió periodismo pero, también ha hecho teatro. En enero del año pasado hizo un monólogo titulado “El Jarrón Chino”, del que me acaba de hablar

El monólogo lo escribí para un amigo que me lo pidió y pensé, pues venga esta es la mía. Así que lo que hice fue presentarlo a un concurso de teatro. Pero muy bien porque el monólogo consiste en sacar fuera a través de pensamientos, el ordenar todo aquello que lleve al terreno de la homosexualidad pero que también tenía que ver con la relación con los padres.

Yo amo a mis padres, pero también soy consciente de que hay ciertas cosas que al final descubres que, bueno, a lo mejor no encajan y no lo encajan porque en parte los padres tienen su propia vida y tienen su propio guion para los hijos. Y los hijos tienen, además, la obligación de no seguirlo porque si lo siguen vamos mal (risas).

Y cuando los hijos se convierten en padres probablemente, de nuevo, van a reescribir el guion de sus hijos y van a comprobar que afortunadamente sus hijos no lo siguen, al menos en su totalidad. Muchas veces nos pensamos que somos muy diferentes a nuestros padres, pero llegas a mi edad y descubres, “hombre pues estas cosas también las hacía mi madre” (risas). Luego lo mismo nos estamos equivocando las dos, o bueno, tal vez pues era así, y es la mejor solución que hemos encontrado ambas.

“Muchas veces pensamos que somos muy diferentesque nuestros padres, pero luego vemos que no es así”

Poemario

  • Su libro se llama “La verdad según Lady Macbeth”. Lady Macbeth es un personaje ficticio de la obra teatral shakesperiana “Macbeth”. ¿Cómo surgió la idea del título de su poemario?

En realidad viene de alguien que acaba de fallecer que es Joan Margarit, un poeta que tiene un verso con el que abro el poemario. Y que cuando lo leí, me dejó bastante pensativa sobre el tema precisamente de Lady Macbeth.

Y pensé, a ver, en primer lugar, Lady Macbeth es un personaje que realmente existió, era la mujer de Macbeth, asesino del rey de Escocia. Pero claro, ¿cómo ha llegado hasta nosotros? A través de la mirada de William Shakespeare.

Pilar Alcorcón
Pilar del Pozo Manchado, poesías desde el alma de Alcorcón

Es decir, tal vez nos falte escuchar el propio testimonio de los personajes para llegar a la verdad. Y por supuesto de Lady Macbeth, que es, tal vez, de las peores tratadas de la obra de teatro del autor. Entonces, pensé, ¿qué sucedería si fuese ella misma la que nos cuenta lo que le sucede? Pero no en aquel asesinato del rey de Escocia, sino en su momento actual.

¿Y si hago que lady Macbeth sea una adúltera? ¿Qué sucedería? ¿Cuáles serían sus verdades?. Y, además, intentando que no únicamente contase su verdad, sino que fuera más allá, cuestionándose incluso, lo que significa la verdad, si existe la verdad.

Intentando hacer entender a los demás que para ella existen tantas verdades como bocas que lo dicen. No existe una única verdad en ese juego de espejos que cada vez que se refleja en un espejo el objeto se va alejando más realmente de lo que es porque se va empequeñeciendo con lo cual vamos perdiendo nitidez.

Su primer libro

  • Este poemario no es su primer libro. De hecho, ya lleva varios títulos publicados (dos poemas y un cuento). ¿Qué tal vivió que su primer poemario publicado en 2019 “A esta altura de tejados” alcanzara en pocos meses su segunda edición?

Para mí fue una locura. Cuando uno está escribiendo un poemario, una narración, una novela… no piensa que se lo vayan a publicar. Porque yo creo que algo muy importante es la duda.

El dudar uno mismo, de si eso realmente tiene calidad o no. Y si uno no lo pone en duda, es que quizás sea un tanto egocéntrico. Es muy importante tener siempre a alguien de confianza capaz de decirte si eso merece la pena o no. Y yo lo tengo en mi casa (risas), que es mi hija.

Poesías desde el alma de Alcorcón
Poesías desde el alma de Alcorcón. Fuente: Instagram de Pilar del Pozo Manchado (versoenboca)

Luego también tengo un par de amigos que constantemente me dicen la verdad tanto para bien, como para mal. Ellos me animaron a que intentara publicarlo y finalmente se lo hice llegar a Jesús Arroyo, un editor.

Le presenté el manuscrito y le gustó muchísimo y al mes más o menos empezamos a trabajar los dos porque una vez presentas cualquier obra requiere de una serie de correcciones. Y precisamente el ocho de marzo de ese año, el Día de la Mujer Trabajadora se publicó y me hizo especial ilusión.

“Cuando escribes, es muy importante tener a alguien cerca que te diga si tu texto realmente merece la pena o no”

La duda

  • Al leer su último libro, dice que recuerda a la frase de la filósofa María Zambrano: «Filosófico es el preguntar, y poético el hallazgo». ¿Qué hallazgo sobre la vida ha encontrado Pilar escribiendo poesía? ¿Se ve el mundo de otra manera en los ojos de una poeta?

El hallazgo, sobre todo, de dudar. Dudar de todo, de no tener certezas, de no creerme nada, pero ni siquiera de lo mío. El ir un poquito por ese lado calderoniano de “La vida es sueño”.

Es que ni siquiera sé si ahora mismo realmente estoy hablando contigo, o tal vez lo esté soñando. El entender, además, que el humano avanza gracias a la duda. Si no hubiera un niño sentado en el pupitre que duda de lo que dice el profesor, probablemente ahora seguiríamos con esa idea de que la Tierra es plana.

Escribir Alcorcón
Pilar del Pozo Manchado, poesías desde el alma de Alcorcón

Se necesita dudar, dudar de todo. No creer en las certezas, de hecho, es algo que constantemente les digo yo a mis propios alumnos tentando a la suerte, por supuesto (risas), de que me pongan en duda de si eso es sujeto o no. Pero me da igual, es muy importante que tengan espíritu crítico. Que aprendan a pensar. Se necesita mucho dudar de todo.

La editorial

  • Su último trabajo “La verdad según Lady Macbeth” lo ha publicado con la editorial “La Discreta”, una editorial independiente que lucha contra el “destino de mercancía” que se le impone a la literatura. ¿Por qué esta editorial?

Una de las editoras en una compañera mía de trabajo. Ella estaba bajando la escalera del centro en el que trabajamos, se tropezó y entonces, la acompañé yo al hospital y pasamos una mañana maravillosa de intercambio de impresiones sobre literatura. Y al final, yo casualmente le comenté que tenía un poemario y ella casualmente me explicó que tenía una editorial.

Pero el caso es que es una editorial formada por distintos miembros y lo que hacen cada año es formar como una especie de tribunal. Cada uno de ellos presenta una obra y de todas esas, imagínate veinte o veinticinco obras eligen uno o dos poemarios y una o dos novelas.

Y, bueno, les gustó y aquí está. Rápidamente, porque además todo esto fue a finales de agosto, principios de septiembre, cuando me lo comunicó y, de nuevo, pues otro sueño para mí.

“Necesitamos dudar. si los niños no dudasen de lo que les cuentan sus profesores, seguiríamos pensando que la tierra es plana”

Estructura

  • El poemario comienza con una cita del tristemente reciente fallecido Joan Margarit que dice “Oigo brusca y pragmática la voz de Lady Macbeth que me dice: “Una vez sucedido, nada tiene remedio”. ¿Qué no tiene remedio?

Lady Macbeth es una adúltera y no tiene remedio ese amor. No se puede luchar contra el amor, es imposible, ¿para qué?. Si te hace feliz es amor, aún a pesar de que estés casada, aún a pesar de que hubieras imaginado tu vida de otra manera, ¿por qué no?

Precisamente el libro está estructurado en verdades. Creo recordar que hay veintiuna verdades y cada una de ellas comienza con ese título. Verdad número uno o primera verdad, a continuación hay un aforismo que asemeja más la poesía a lo filosófico y después viene cada uno de los poemas.

En el primer poema se ve como Lady Macbeth se va al baño y tras orinar no hace algo que sí que hacía constantemente y era arrepentirse. Después de haber convencido a su marido para asesinar al rey de Escocia, a Duncan, ella empieza a tener muchísimos remordimientos de lo que ha hecho.

Lady Macbeth empieza a ver sangre constantemente y por eso, se lava las manos. Hay, de hecho, un síndrome que es el de Lady Macbeth que consiste en estar constantemente lavándote las manos.

Y es, precisamente, para intentar deshacerte de esa culpa, purificarte. Pues esa Lady Macbeth no se lava las manos porque no se arrepiente. Y vuelve entonces desnuda a la cama con su amante sin tener ningún tipo de cargo de conciencia.

Otros aspectos

  • Las ilustraciones son increíbles. ¿Quién ha ilustrado el poemario?

Es Bernardo Alonso, quien me ha ilustrado mis dos poemarios. Es profesor de Lengua y un friki de los cómics. Sus dibujos están llenos de detalles y, como los poemas, se llenan de versos y símbolos.

  • Y, ¿qué opina sobre que sus poemas hayan aparecido en publicaciones hispanoamericanas como ‘Alborismos’?.

Estoy muy, muy agradecida de verdad de que aparezcan en cualquier sitio como si es en una pared. O de hecho, bueno, en una ocasión escribieron uno de mis poemas en un paso de peatones. La poesía es que tiene que estar en todos los lados, en la calle… Y bueno, de hecho es que no hay nada más poético que el paisaje de un otoño con lo cual pues bueno, ahí está, claro que sí, en cualquier sitio.

A los jóvenes

  • ¿Qué le diría como escritora que ya lleva varios títulos publicados a los jóvenes escritores de hoy?

Que lo hagan, que no lo intenten, no se intentan las cosas. Que lo hagan, que escriban constantemente y, sobre todo, que duden. De si lo que están escribiendo merece la pena o no y que lo cotejen con otro, que lo compartan que sean generosos.

Y, no solamente eso, siempre cuando uno escribe, (que es lo que hago yo) tiene que sentir en la mesa el temblor de otros poetas. Ser humilde, nos pensamos que las cosas surgen como si nada y no, hay que leer, hay que consultar, hay que mirar, hay que apuntar.

Pilar Alcorcón
Pilar del Pozo Manchado, poesías desde el alma de Alcorcón

Hay que estar pendiente de todo, y, sobre todo, ser humilde. Siempre hay millones de poetas muchísimo mejores que tú y oye, podría ser que tú te conviertas en uno de esos grandes poetas, pero hay que ser humilde, eso sobre todo, y aprender también de ellos.

Yo considero que al final, la literatura es como una gran matrioska. Como una muñeca rusa. unas obras metidas dentro de las obras hasta que al final descubrimos que en todas y cada una de las obras pues puede estar, qué sé yo, “El Señor de los Anillos” o puede estar “La Biblia”. Me da igual, pero realmente tenemos que ser conscientes de que cuanto escribimos en realidad, ese tema lo ha escrito otro. ¿Por qué no leer lo que han escrito otros antes de nosotros?

Sigue toda la actualidad de Alcorcón en alcorconhoy.com