Piojitos fuera Alcorcón

¿Cuál es tu hobby favorito? El hobby favorito de Olga de Piojitos fuera Alcorcón en Las Retamas 26 es dar con la solución para esas molestias tan molestas.  En sesiones matinales tienes los tratamientos a 35€ si el pelo es corto y a 45€ si es largo. Disfruta de su solución y siente el respaldo de su equipo para que tengas el sueño de la tranquilidad y le des valor a aquello que se lo merece de verdad. Infórmate en 912260746.

OFERTAS DISPONIBLES

Tratamientos por las mañanas: Pelo corto a 35€ y largo a 45€. Tratamientos por las mañanas: Pelo corto a 35€ y largo a 45€.

Comments (2)

  1. No soy de escribir comentarios en Internet, pero he quedado tan molesta cuando he acudido con mis hijas a este centro que quiero dar a conocer mi experiencia.
    Un sábado llevé a mis dos hijas para que les quitaran los piojos y yo misma me revisé la cabeza. Todo ello más una lendrera sumaron 142€. Al finalizar el tratamiento me aseguraron que, con un 100€ de seguridad, no había ya piojos en las cabezas de mis hijas. Lo que podía quedar era alguna liendre y por eso yo tenía que pasar la lendrera todos los días hasta la siguiente revisión 9 días más tarde.
    Pues bien, el domingo en cuanto empecé a pasarle la lendrera a una de mis hijas, encontré 2 piojos vivos. No sé si habría más porque inmediatamente le hice el tratamiento de farmacia, que me asegura que, si no has quitado todos los piojos, irán cayendo porque todos mueren.
    El lunes llamé a las señoras que llevan el negocio de Piojitos Fuera en Alcorcón y al explicarles lo sucedido, primero intentaron regañarme por haber utilizado el producto de farmacia (seguramente hubieran querido que dejara a mi hija con los piojos en la cabeza o que realizara el trabajo que no habían hecho bien ellas intentando retirarlos manualmente uno a uno con el riesgo de dejarme yo también alguno vivo), después pasó a decir que era normal que quedara algún piojo en la cabeza (¿normal? Si me hubiera dicho que era normal no hubiera hecho el tratamiento allí.). La única opción que me ofrecía era adelantarme la revisión, a lo cual me negué, ya que dicha revisión es para ver si en esos días ha salido algún piojo si se han dejado alguna liendre y ha eclosionado, y poder retirarlo. Finalmente me preguntó que qué quería yo, sin que a ella se le ocurriera algo mejor que ofrecerme. Ya que no habían hecho bien su trabajo, lo lógico hubiera sido devolverme el dinero del tratamiento de mi hija, ya que quedó con piojos y además nos vimos expuestos todos a contagiarnos, por no hablar de la paliza inservible que me había dado lavándolo todo y que tenía que volver a realizar. Sin embargo, en lugar de pedirle algo así, le pedí que nos revisara la cabeza a mi otra hija y a mí por el riesgo de haberlos cogido (a la que le hice el tratamiento de farmacia consideraba que no era necesario porque ya no tendría). Dijo que nos revisaría a las 3 y quedamos al día siguiente. Ese mismo día por la tarde, al revisar concienzudamente a mi otra hija, la encontré 4 piojos vivos.
    Como colofón, cuando al día siguiente fui a hacer la revisión, después de revisar a mis dos hijas y contrariamente a lo acordado el día anterior, me dicen que a mí no me revisan, que si quiero, que lo haga pagando. Mi enfado, y a punto de pedir una hoja de reclamaciones, debió de convencerlas y finalmente me revisaron la cabeza.
    Ésta ha sido mi experiencia. Espero que le sirva a quien quiera utilizar los servicios de estas señoras. De cualquier manera, conozco a otra persona que fue a otro centro de este tipo y en la revisión le encontraron dos piojos vivos y le dijeron que probablemente estaban en la almohada y los volvió a coger. Tras mi experiencia, entiendo que es muy fácil dejarse algún piojo en la cabeza con estos tratamientos que no los matan y luego echarle la culpa a cualquier circunstancia: se habrá contagiado de nuevo con otros niños, no limpiarías bien la ropa, ha salido de alguna liendre… En mi caso para mí queda probado, al encontrarlos casi inmediatamente al tratamiento, que fue su mala praxis la que hizo que mis dos hijas (el 100% ) quedaran infestadas de piojos tras el tratamiento, a lo que se une el mal trato recibido tras esta circunstancia.

  2. Hola, soy la directora del centro al que se refiere esta señora y por alusiones me gustaría aclarar este comentario.
    Esta clienta llego al centro con sus dos hijas con una infestación severa de grado III, infestación que, por la cantidad de piojos y la variedad de tamaños y sus liendres, llevaba más de tres meses en estas niñas. Ya por lo pronto, me resulta extraña su sorpresa al encontrarse, según su comentario con dos piojos al pasar la lendrera.
    Nosotros ya llevamos años en este sector y sabemos cuando las infestaciones son recientes y cuando no.
    Por supuesto que no somos partidarios de los tratamientos que contienen químicos, ya que no son nada buenos para el cuero cabelludo. Aplicamos un sistema de extracción absolutamente manual para no perjudicar sobre todo las cabezas de los niños. Con nuestro tratamiento de aspiración, arrastramos casi el 90% de piojos y liendres y finalizamos con un peinado de lendrera (con lupa de aumento), llegando prácticamente al 100% de efectividad.
    Sólo con un compromiso fehaciente tanto nuestro como del cliente, se puede conseguir un mantenimiento en el tiempo “libre de piojos”. A esta señora se le dieron unas recomendaciones y se le explicó que debido a su gran infestación sería normal encontrar alguna liendre o piojo pequeños a pesar de que durante más de tres horas, se realizó una labor concienzuda por parte de nuestros profesionales. Por eso era imprescindible que pasase la lendrera esos días hasta su cita posterior al cabo de una semana. De hecho, en esta revisión, se encontraron piojos adultos, los cuales únicamente han podido ser fruto de un nuevo contagio.
    Podemos garantizar la excelente labor de los especialistas de nuestros centros pero no podemos controlar el entorno particular de cada persona. El piojo es un parásito humano de muy fácil contagio y que procrea rápidamente. Las pautas a seguir para evitar una futura infestación son extremadamente relevantes y siempre intentamos, debido a que ésto a veces no se puede cumplir por nuestro ritmo de vida, realizar gratuitamente hasta segundas y terceras revisiones para que la persona salga satisfecha.
    Al igual que en su caso, sus hijas quedaron “limpias” y creo que, después de cómo vinieron a nuestro centro, un GRACIAS, estaría bien.

Deja un comentario